La mesoterapia es una técnica enfocada a moldear la figura de forma localizada, muy consolidada y con resultados contrastados y demostrados. Consiste en la administración de sustancias homeopáticas, un cócktail personalizado, compuesto por extractos naturales. Se aplica mediante inyecciones intradérmicas en la zona afectada, con la función de disolver la grasa acumulada, provocando reducción del volumen. Además, se consigue activar la circulación sanguínea y linfática, ayudando a la eliminación de líquidos y toxinas. Se puede aplicar en cualquier zona del cuerpo menos en el pecho, suele aplicarse en los glúteos, el abdomen y los muslos. El tratamiento además es efectivo para tratar la celulitis ya que activa la circulación y reafirma los tejidos.

Tiempo de Tratamiento: 15-20 minutos

Apreciación de Resultados: 3-4ª sesión

Número de Sesiones: Mínimo 4-6

mesoterapia_fotook

 En el tratamiento de la mesoterapia, las inyecciones se realizan con agujas de diámetro y longitud reducidas. Habitualmente no son dolorosas, pues son muy superficiales y se inyecta muy poca medicación.

PREGUNTAS FRECUENTES

  • ¿Qué efectos secundarios se pueden derivar de la técnica?

En principio, los efectos derivados de la realización de mesoterapia son banales y de duración limitada. Se pueden producir pequeños hematomas en las zonas de punción, pasajeros e indoloros, que se resuelven espontáneamente en 24-72 horas. Puede aparecer un eritema (zona enrojecida) en la zona donde se actúa localmente secundario a una reacción inflamatoria fisiológica derivada de las propias punciones y que, en ocasiones, es indicativo de que la técnica está surgiendo el efecto deseado. En definitiva, aplicando unos principios de asepsia básica y una buena técnica inyectiva los efectos secundarios se minimizan hasta casi no aparecer.

  • ¿Debo tomar alguna precaución antes o después de una sesión de mesoterapia?

Es aconsejable que antes de una sesión de mesoterapia para la celulitis, evite depilarse las piernas, ya que, el propio acto de depilación produce por norma un enrojecimiento de la zona que la hace más vulnerable al dolor. Al mismo tiempo, es aconsejable antes de la sesión no untarse con crema la zona a tratar, ya que, la zona queda deslizante y la aguja al entrar en la piel podría producir pequeños cortes.

Después de una sesión de mesoterapia no es aconsejable exponerse de forma directa al sol o someterse a temperaturas extremas. Evite: saunas, gimnasios, playa, piscinas…

  • ¿Cuántas sesiones son necesarias para alcanzar el objetivo? 

Obviamente depende de la patología a tratar. Para el caso particular de la celulitis, suelen ser necesarias de entre 4 a 6 sesiones con una frecuencia semanal, como tratamiento de choque, seguidas de 4 sesiones más con una frecuencia de 15 días.

  • ¿Es necesario un mantenimiento?

Es muy recomendable. En casos de patología dolorosa, se deberá realizar una sesión coincidiendo con los cambios estacionales y tantas sesiones como el paciente necesite en función de su empeoramiento (en general, no suelen ser necesarias más de 3-4 sesiones al año).

Otra vez en el caso particular de la celulitis, después del tratamiento de choque medio, se requiere una sesión al mes durante un mínimo de 6 meses.

  • En caso de querer perder zonas de acúmulos de grasa localizada, ¿Se debe realizar una dieta junto al tratamiento con mesoterapia?

Es aconsejable por dos motivos:

 Una dieta equilibrada, ligeramente hipocalórica y nutricionalmente correcta, ayudará a que los acúmulos de grasa y/o la celulitis no evolucionen hacia estadios más avanzados.

- Habitualmente los cúmulos de grasa suelen estar ligados de manera directamente proporcional a unos hábitos dietéticos incorrectos.

En definitiva, unos buenos hábitos nutricionales nos ayudará a conseguir mejores resultados.

  • Si padezco alguna enfermedad (hipertensión arterial, diabetes mellitus, colesterol…), ¿Puedo recibir un tratamiento con mesoterapia? 

Sí, siempre y cuando el médico que la vaya a realizar haya investigado sobre sus posibles patologías y sepa qué medicación es la más adecuada para su patología a tratar.

  • …¿Y si estoy embarazada?

Durante el embarazo existen una gran cantidad de medicamentos que pudieran dañar al feto. Para ello, el mesoterapeuta experimentado debe conocer cuáles son los fármacos que se le pueden inyectar y cuáles no. En cualquier caso, actualmente, cada vez más se tiende a la utilización de fármacos homeopáticos para tratar según qué patologías en mesoterapia y éstos carecen de efectos secundarios en caso de embarazo. En cualquier caso, la técnica debe ser utilizada con precaución durante el embarazo.

  • En caso de celulitis, ¿existe el llamado efecto rebote

El efecto rebote viene a ser que después de un tratamiento, y una vez alcanzado el resultado deseado, pasado un cierto tiempo, aquello que había desaparecido vuelve a aparecer. En el caso de la celulitis tratada con mesoterapia, siempre y cuando el tratamiento se acompañe de una técnica adecuada y medicación idónea, no suele ocurrir. Ahora bien, los factores hormonales personales, los hábitos de vida, los excesos dietéticos y la no realización de un mantenimiento por parte del paciente, pueden contribuir a que los resultados en el tiempo empeoren. Pero como podrá observar, estas circunstancias son modificables. En cualquier caso, la mesoterapia se ha mostrado como el tratamiento no quirúrgico más eficiente para combatir la celulitis.

  • Si me pincho para eliminar la celulitis, ¿También voy a perder peso? 

No necesariamente. El peso total es el sumatorio de todas las estructuras del cuerpo humano. Sin duda, cuánta más grasa se tiene, más se pesa. Pero cuando actuamos contra la celulitis, lo estamos haciendo de manera local con 3 objetivos:

 Mejorar el aspecto de la piel (la famosa piel de naranja o canapé de Chesterfield).

 Activar la circulación periférica y el drenaje linfático, con el fin de mejorar el aspecto de las micro-varículas que se organizan como consecuencia de una retención de productos de deshecho.

 Disminuir el volumen de la zona en la que se actúa (abdomen, muslos, glúteos, caderas…).